Microscopio Aquiles II

Desde hace unos días estoy empezando con una nueva afición. La microfotografía o fotografía microscópica.

Desde pequeño siempre me gustó el tema de la microscopía y la biología, y hace un tiempo, cuando empecé con la astrofotografía, estuve indagando un poco en el tema de la microscopía y la macrofotografía.

Sin embargo, no fue hasta hace un mes que volví a interesarme por el tema cuando un compañero astrofotógrafo, Raúl López, me comentó que estaba empezando en esta afición.

Debido a que en breve seré padre de una pequeña criatura no podré ausentarme mucho de casa durante un tiempo. Sin embargo, con la microfotografía no tendría que moverme de casa para seguir explorando, sólo que en este caso exploraría el microcosmos.

Comencé a buscar información sobre microscopios de iniciación, pero no contaba con el conocimiento suficiente en la materia para poder elegir un microscopio decente y que no tuviera que sustituir completamente en el futuro. La mayoría de los que veía parecían juguetes y no estaba seguro de que pudieran tener la calidad suficiente para obtener imágenes decentes.

Días después le pregunté a Raúl qué tal le había ido con la microfotografía, y su respuesta fue que estaba alucinando, que le encantaba, y me mandó un enlace a un vídeo con el que me quedé completamente boquiabierto.

La cantidad de cosas que podían verse a través del microscopio de Raúl era brutal. Ver todos esos microorganismos, con esa nitidez y calidad de imagen fue lo que me terminó de convencer. A continuación les dejo uno de los vídeos de Raúl para que puedan hacerse una idea de lo que hablo.

Raúl me comentó que adquirir un microscopio es casi como adquirir tu primer equipo de astrofotografía. Hay mil cosas en las que puedes equivocarte si no cuentas con asesoramiento de alguien que conozca del tema. Así que me puso en contacto con Fernando.

Fernando empezó hace muchos años con la astronomía y quedó un poco decepcionado con los resultados que obtenía y la inversión necesaria para conseguir resultados decentes. Sin embargo, el siempre había tenido microscopios y le encantaba la óptica, así que terminó dedicando sus esfuerzos en el campo de la microscopía.

Hace un tiempo empezó con la compraventa de equipos de microscopía y su asesoramiento en este caso ha sido fundamental para que este primer equipo que he adquirido no tuviera que cambiarlo por completo en unos meses, o no fuera suficiente para aplicar las técnicas más comunes.

Después de hablar un buen rato con Fernando le expliqué lo que yo creía que era más importante en mi caso:

  • Buena calidad de imagen
  • Orientado a la microfotografía
  • Que tuviera la mayor versatilidad posible
  • Que fuera ampliable en un futuro

Así que después de explicarme las múltiples opciones y comentarme por encima para qué servían los componentes del microscopio, me recomendó el microscopio Aquiles II. Un modelo de microscopio de gama media montado a medida con una serie de características que permitirían obtener muy buenas imágenes con él, ampliable y que permitía aplicar la mayoría de técnicas de microscopía.

La imagen a continuación muestra el microscopio Aquiles II con múltiples opciones extra añadidas.

Microscopio Aquiles II

Después de pensarlo un poco, decidí utilizar el dinero que estaba ahorrando para una montura Skywatcher HEQ5 para adquirir el microscopio, así que lo encargué y ahora estoy esperando ansioso a que llegue.

La versión que he adquirido yo es más sencilla que la de la foto. Cuando me llegue el microscopio crearé una nueva entrada en la que mostraré el microscopio y todas sus partes.

Si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de twitter. Agradeceré cualquier información extra que se pueda aportar al tema.

Oliver Gutiérrez . Creado 09/12/2019 - Licencia CC BY-NC-SA 4.0. Última actualización 11/12/2019
Twitter   Facebook   meneame   reddit   QR   Telegram   Whatsapp