Equipo de astrofotografía

Cuando empecé con esto de la astrofotografía, el primer consejo que me dieron fue el siguiente:

Búscate un equipo que sea transportable y que puedas montar y desmontar con facilidad. Pues al final, cargar con tanto equipo hace que cueste más hacer salidas y no es bueno para la espalda.

Con ese consejo en mente, y con la ayuda de Víctor y los compañeros que me han arropado en esta afición, he ido eligiendo el equipo de forma gradual durante unos 6 meses hasta haber llegado a la configuración que uso a día de hoy.

Los objetivos que me propuse desde el principio para elegir el equipo fueron:

  • Transportabilidad: El equipo debe ser todo lo compacto y ligero que sea posible
  • Sin cables: Que el número de cables necesarios para controlar el equipo tienda a 0
  • Relación coste-resultados: Que el dinero a invertir sea el menor posible para obtener unos resultados aceptables e ir invirtiendo en nuevo equipo de forma gradual a medida que vaya llegando a l límite de lo que pueda alcanzar con él.

Obviamente durante el proceso he tenido que probar muchas cosas, y cometer múltiples errores, y he llegado a conclusiones que quiero plasmar aquí para que los que vengan detrás de mí, eviten mis errores y aprovechen mis aciertos ahorrándoles dinero y tiempo.

A continuación describo el equipo en el orden que lo fui adquiriendo. Obviaré pasos intermedios como la plancheta ecuatorial casera y el trípode barato que usé en mis primeras salidas, ya que fueron intentos de hacer algo con lo que tenía a mano hasta adquirir lo que me iba haciendo falta.

Cámara y objetivos.

Mi primera cámara fue una Canon 4000D. Esta cámara fue lo primero que compré, antes de probar la astrofotografía. Mi razonamiento fue que si por cualquier casual no me terminaba de enganchar a la astrofotografía, podría usar la cámara para otras cuestiones. Que iluso fuí. En cuanto vi el cielo lleno de estrellas sobre mi y pude ver lo que era capaz de capturar con la cámara, quedé completamente enganchado.

Cámara Canon 4000D

Posteriormente, adquirí una Canon 1300D de segunda mano ya que la 4000D cuenta con una serie de limitaciones para astrofotografía que contaré en el siguiente artículo sobre las cámaras que he usado, objetivos etc.

Fui adquiriendo objetivos que me servían tanto para fotografía como para astrofotografía, y los fui añadiendo a mi arsenal. Algunos con mejores resultados y otros no tanto. Profundizaré en ello también en el siguiente artículo, pero básicamente, conseguí un telezoom y un objetivo gran angular, que en mi caso fue un ojo de pez.

Trípode y montura

El trípode y la montura que uso los he puesto en un sólo apartado dado que ambos los adquirí en un mismo pack, pero también se pueden adquirir por separado. La AZ-GTi de Skywatcher. Una montura altazimutal con GoTo y controlable por WiFi, ligera y transportable que se podía utilizar tanto en modo altazimutal como ecuatorial. Además, es un cacharro bastante curioso para hacer pruebas y trastear con él.

Foto de la montura AZ-GTi

Víctor la había comprado para poder probarla y usarla como sistema transportable e incluso para observación desde casa. Hicimos unas Primeras pruebas con la AZ-GTi en modo altazimutal que nos dejaron muy sorprendidos pero aún había que probar la AZ-GTi en modo ecuatorial. Después de varias pruebas que hicimos decidí que era el momento de comprarla.

La montura tardó lo suyo en llegarme a casa, pero en cuanto llegó mis fotos pasaron a otro nivel. El seguimiento más preciso y la posibilidad de usar el GoTo para localizar los objetos aumentó mucho la productividad de las noches de observación.

El trípode que viene en el pack es el mismo que Skywatcher vende para usar con la montura de astrofotografía Star Adventurer sólo que viene con una barra extensora que permite hacer más alto el trípode. De hecho, para usar la AZ-GTi en modo ecuatorial uso la cuña de la Star Adventurer. Explicaré con más detalle las distintas partes del equipo en los siguientes artículos.

Telescopio

Después de meses sacando fotos con mis objetivos, en su gran mayoría baratos, comprobé que había llegado a un techo en cuanto a la calidad de imagen que podría obtener de los mismos. Después de investigar un poco, comprobé que cualquier objetivo para cámara con una calidad decente para astrofotografía, costaba de media 400€ o más. Víctor hacía tiempo que llevaba hablando de un telescopio pequeño y portable. El Skywatcher Evostar ED72.

Foto del telescopio ED72

Un telescopio ligero y con una focal parecida a un teleobjetivo de alta gama. Con una calidad de imagen bastante mejor que cualquiera de los objetivos que tenía y que tenía un coste inferior a los 300€. Así que esta vez decidí ser yo la punta de lanza y comprar el telescopio para las pruebas pertinentes.

Portátil

Si quería poder controlar la montura y la cámara sin manipular todo manualmente iba a necesitar un equipo que pudiera transportar fácilmente y con una autonomía de al menos 6 horas. Intenté poner en marcha un antiguo equipo Dell Mini 9 que tenía en el trastero, pero entre que la duración de la batería no era muy buena, y el equipo era muy poco potente para instalar un windows actual en él (si, por desgracia, mucho del software astronómico y drivers de equipo sólo funciona en Windows). Así que decidí hacer una expedición el pasado black friday y encontré un equipo ultraligero, convertible en tablet y que llevaba windows instalado.

Foto del portatil Lenovo Miix 320

El equipo es un Lenovo Miix 320. 4Gb de RAM, 128Gb de espacio de almacenamiento, un procesador Atom y una autonomía aproximada de 8-10 horas.

Otros elementos

Hay otros elementos que he necesitado para poder tener la configuración que tengo ahora mismo. También los describiré a su debido tiempo, pero entre ellos está una Raspberry Pi Zero que uso para controlar la cámara por WiFi.

La impresora 3D

Este elemento me ha permitido ahorrarme mucho dinero. Ya tenía la impresora 3D antes de meterme a todo este tinglado, pero es ahora cuando más le he sacado el jugo. Hay miles de adaptadores, anillas y otros elementos que en astrofotografía es muy común necesitarlos. También es muy conocido el hecho de que una anilla espaciadora puede costar del orden de 20€. Con la impresora 3D y un poco de maña con programas de diseño CAD puedes hacer de casi todo lo que te pueda hacer falta. También puedes obtener diseños de otra gente para tus necesidades, y luego imprimirlos. Hay muchas cosas que puedes hacer con la impresora, y aunque es una inversión relativamente “cara”, le sacas bastante partido.

Iré profundizando en cada parte del equipo en los próximos artículos.

Oliver Gutiérrez . Creado 19/05/2019 - Licencia CC BY-NC-SA 4.0. Última actualización 11/06/2019
Twitter   Facebook   meneame   reddit   QR   Telegram   Whatsapp